NUESTROS PRODUCTOS

Productos estrella

Otros productos

  

"Solanum tuberosum" es el nombre latino para esta familia de las Solanaceae en cuyas raíces los tubérculos crecen bajo tierra. Las patatas crecen desde un único tubérculo. Generalmente se plantan en otoño (Sur de Alicante)y después se dejan que broten. Una vez que los brotes sobresalen del suelo crecen hasta convertirse en tallos y forman hojas. Por encima del suelo, la planta de la patata desarrolla capullos que se desarrollan hasta convertirse en pequeños frutos verdes. La patata es cultivada en 180 países de todo el planeta. Es considerada como una de las plantas más sencillas, dado que crece en condiciones climáticas muy diversas, desde el nivel el mar hasta una altura de4.500 metros.

A las patatas les gusta la tierra suelta, cálida y seca, preferiblemente una tierra arenosa, y terrenos con mezcla de arena, limo y arcilla. Sólo en Europa hay más de 600 variedades de patata. Las autoridades de variedades de plantas tienen la potestad de autorizar si se puede lanzar una nueva variedad de patata al mercado. A veces pasan varios años antes de que una nueva variedad supere todos los tests necesarios. Las patatas para cocinar se pueden dividir en tres tipos: las patatas blancas, rojas y harinosas.

Se reproduce por semillas. Se trata de una planta anual, pero se encuentra en su mejor momento entre los meses de septiembre y enero en el hemisferio norte, aunque se puede disponer de ella durante todo el año.

 

 Tiene propiedades diuréticas, debido a su elevado contenido en agua y potasio y bajo aporte de sodio. El consumo de esta verdura favorece la eliminación del exceso de líquidos del organismo y resulta beneficiosa en caso de hipertensión, retención de líquidos.

 

Las coliflores se encuentran en su mejor momento entre los meses de septiembre enero, pero podemos disponer de ellas durante todo el año.

 

 

CÓMO ELEGIRLA Y CONSERVARLA

 

A la hora de adquirir una coliflor, se aconseja elegir los ejemplares que presenten una masa limpia, firme y compacta, con hojas verdes y tiernas.

 

Si tiene manchas marronáceas, inflorescencias separadas o partes blandas en la masa, significa que está vieja. También conviene descartar aquellos ejemplares que presenten motas, debido a que muchas veces aparecen como consecuencia de la existencia de hongos o insectos en la coliflor.

 

Sin embargo, la existencia de hojas pequeñas que sobresalgan de la masa y una masa granulosa no implican una mala calidad siempre que esta sea compacta. Una vez en casa, la coliflor ha de conservarse en el frigorífico, envuelta en una bolsa de plástico perforada. De este modo puede conservar sus cualidades tanto nutricionales como organolépticas durante una semana. Se aconseja no lavarla hasta el momento en el que vaya a ser consumida.

 

La coliflor también puede conservarse congelada. Para ello se seleccionan aquellos cogollos que sean más firmes y blancos y se escaldan durante unos minutos en agua hirviendo. De este modo se puede mantener durante un periodo de cerca de ocho meses.

 

 

 

 

Es una planta comestible de la familia de las Brasicáceas. Es una herbácea bienal, cultivada como anual, cuyas hojas ovales, oblongas, lisas, rizadas o circulares, dependiendo de la variedad, forman un característico cogollo compacto.

 

Los repollos se encuentran en su mejor momento en los meses de invierno, aunque podemos disponer de ellos durante todo el año. La col se puede vender fresca (col nueva) o después de almacenada.

 

 

CÓMO ELEGIRLA

 

Los ejemplares de mayor calidad son los más duros, crujientes, compactos y pesados en relación con su tamaño. Conviene rechazar aquellos que presenten un núcleo seco, partido, viscoso o leñoso y cuyas hojas estén marchitas. Es aconsejable no adquirir los repollos cuyas hojas internas sean igual que las externas. Esto suele deberse a que las hojas más externas han sido arrancadas para enmascarar una posible falta de frescura